Latest Entries »

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Imparable: un tren desbocado

Voy a hablar de una película que pude ver el día de su estreno, hace poquito. Se llama ‘Imparable’ y está protagonizada por Denzel Washington y Chris Pine.

La historia que nos cuenta es la de un tren de mercancías, el 777, que por un error humano durante unas maniobras en la estación acaba en la vía principal, circulando a toda velocidad y sin maquinista en su interior que lo pueda controlar. Esta situación provocará un caos tremendo al igual que numerosas situaciones de peligro al pasar por zonas densamente pobladas y debido a que lleva una peligrosa carga que en caso de accidente puede provocar una enorme catástrofe.

Así las cosas, se despliega un gran dispositivo para intentar detener el tren antes de que sea demasiado tarde, entre los que se encuentran un experto maquinista interpretado por Washington y un novato que acaba de aterrizar en la empresa.

La película está basada en hechos reales, y cuenta una historia sencilla, sin demasiadas complicaciones. Está bien llevada y no resulta aburrida, porque tiene bastante acción y no hay momentos vacíos que la desinflen un poco. Desde el primer momento vamos viendo cómo son las circunstancias que rodean al error que lleva a producir la situación e iremos conociendo a los personajes.

El desarrollo de acontecimientos está bastante bien. A pesar de que el suceso principal, un tren circulando por una vía, puede parecer que no da para 100 minutos de película, los sucesos que lo rodean, como los intentos para frenarlo o para evitar tragedias personales, son numerosos y variados, y en muchos casos resultan espectaculares. Los efectos especiales juegan un papel fundamental, y a lo largo de la peli vemos accidentes, choques, persecuciones a toda velocidad y demás.

Claro está que es una película de lo más comercial. Todo sucede en los Estados Unidos, y por supuesto tiene que tener su toque americano. Todo se hace a lo grande y está lleno de tópicos del cine de este tipo, pero como lo que cuenta en esta película es la acción y la espectacularidad de algunas escenas, estos detalles quedan en segundo plano.

Los actores lo hacen bien. Denzel Washington está genial, como siempre, aunque su papel en esta ocasión es muy simple, puesto que la historia se centra básicamente en los sucesos y no explora la personalidad de los protagonistas. Chris Pine está bien, al igual que Rosario Dawson, y resultan creíbles en todo momento, pero desde luego estos no son los papeles de sus vidas.

La ambientación resulta de lo más acertada. Gran parte de la película se rueda en exteriores, y además de lo impactante de los trenes que se emplean resulta agradable echar un vistazo a los paisajes que aparecen en pantalla, muy bien escogidos.

Desde mi punto de vista es una película que sirve para pasar el rato, muy amena y espectacular, que permite desconectar y disfrutar de una historia sencilla, que no requiere esfuerzo ninguno y que resulta muy entretenida. Ni es un peliculón ni tiene mayor sustancia que otra película del mismo género, pero para pasar el rato es estupenda, por lo que la recomiendo.

Aquí os dejo el tráiler:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada